Etiquetas

miércoles, 25 de enero de 2012

UN DIA EN EL COLEGIO


Un día cuando yo entraba en el instituto Guadalquivir me encontré que las puertas estaban cerradas, así que me quedé esperando en la puerta con mi compañera Rocío, que estaba con su móvil chateando. Así estuvimos esperando media hora. Vino mi otra compañera Pilar,  pero todo seguía cerrado. Entonces mis compañeras y yo nos fuimos a casa. Mi madre creía que yo había hecho una "ramona" y llamó al instituto, pero nadie cogía el teléfono. Una hora más tarde mi madre me llevó al instituto y las puertas seguían cerradas: algo había ocurrido. Los candados estaban atascados, las luces encendidas, las mesas rotas,las sillas destrozadas, las paredes pintadas, las clases de 1º y 2º de ESO quemadas. Todo el instituto estaba destrozado, las paredes con grafittis.
Ahora ya sé lo que ha pasado:  que no hay instituto hasta que lo arreglen y lo que ha ocurrido es que han entrado en el Guadalquivir a robar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario