Etiquetas

miércoles, 25 de enero de 2012

CONTINUACION DE LA HISTORIA


Era una noche fría de invierno, la luna estaba llena y el viento fuerte del Norte removía las hojas de los árboles de la calle y los toldos envejecidos de la antigua casa de relojes del maestro relojero Daniel Garrote. La luz parpadeante de una bombilla se reflejaba en el cristal de la peluquería y producía sombras y luces en el interior del local. A lo lejos se escuchaba el llanto ahogado y trágico de un hombre.
Estaba llorando como si todos los habitantes hubieran desaparecido y él creía que también iba a desaparecer. Estaba asuatado no sabía hacia dónde ir y qué hacer. Intentó llamar y de la fuerte tormenta no había cobertura.
Más allá en la tempestad de la tormenta, vio una sombra, se acercó poco a poco y solo era un pequeño gato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario